Electroencefalograma – EEG

 

La electroencefalografía (EEG) es una de las herramientas más utilizadas en la investigación de neuromarketing, después de Fmri. Consiste en capturar variaciones en las ondas cerebrales. Las amplitudes de las ondas cerebrales registradas corresponden a ciertos estados mentales:

  • La vigilia: ondas beta
  • Relajación: Ondas Alfa
  • La tranquilidad: Ondas Theta
  • Sueño: Ondas Delta.

Según Morin, la medida de las ondas de la banda Alfa (8-13 Hz) en el lóbulo frontal izquierdo indica las emociones positivas, especulando que este es un buen indicador de qué tan motivado hemos de actuar.

 

EL ANÁLISIS:

Para el análisis se miden el voltaje y la frecuencia de cada sujeto y se comparan con los datos que previamente se grabaron sin el uso de estímulos de marketing. Una serie de electrodos (hasta 256) se colocan en el cuero cabelludo de los sujetos de diferentes áreas, con el fin de medir y registrar el campo eléctrico en un determinado lugar.

 

La tecnología EEG permite utilizar dispositivos portátiles y grabar la actividad cerebral en muchas circunstancias, como por ejemplo en los supermercados. Como señala Zurawicki, la conductividad eléctrica puede variar de persona a persona, por lo que es difícil recuperar la ubicación exacta de cada señal grabada. Además, el tecnología EEG es capaz de grabar solo los datos de actividad eléctrica de las capas superficiales de la corteza cerebral.

Vechiatto (G. Vecchiato et al., 2010) empleó en su estudio un equipo de EEG con el fin de calcular la agradabilidad del sujeto mientras se ve un anuncio de televisión.

 

APLICACIÓN EN LA REALIDAD:

Usando la tecnología EEG y una encuesta (método de investigación de marketing tradicional) y con el fin de evaluar un anuncio de televisión para un producto de locución corporal, O’Connell señala que si bien hubo una convergencia de los dos métodos en algunos momentos, hubo puntos de vista de las medidas explícitas que no pudieron ser observadas en los datos de ondas cerebrales y los datos de ondas cerebrales proporcionan información que la encuesta no lo hizo.

¿Estás interesado en descubrir y aplicar esta técnica de neuromarketing?